Seguros de vida: Declaración de estado de salud

Es cada vez más frecuente que una compañía de seguros se niegue a pagar un siniestro de los que tienen cobertura por una póliza de seguros en base a que el asegurado o tomador de dicha póliza había ofrecido datos falsos sobre su estado de salud a la hora de contratar su seguro. Este argumento de rechazo de la cobertura del siniestro es muy cuestionable y se debe analizar con detenimiento para que las compañías no se aprovechen del desconocimiento general del asunto.

Cuando se contrata un seguro de vida, salud o accidentes, es frecuente que la compañía realice un cuestionario sobre el estado de salud del asegurado de manera que pueda prever la siniestralidad de esa póliza y así ponerle un precio acorde. Esto ocurre también en los seguros de vida que muchas entidades bancarias obligan a contratar cuando se firma una hipoteca.

Pues bien, también es frecuente encontrarse, sobre todo en los seguros de accidentes, que el cuestionario de salud se limita a: “¿Se encuentra usted en buen estado de salud? SI – NO”.  Ninguna pregunta más al respecto. Sin acotar qué entiende la compañía aseguradora por “buen estado de salud”.

Si el cuestionario es más amplio, con preguntas más concretas, para que dicha información tenga validez, se hace necesario que esté completo y firmado por el asegurado en la póliza. Si las preguntas están contestadas con marcas realizadas a través de ordenador, es decir, mediante impresión mecánica, no manuscrita, la firma del asegurado será imprescindible en todo caso.

El artículo 10 de la Ley de Contrato de Seguro regula el deber de declaración del riesgo, como obligación fundamental del tomador para que el asegurador pueda conocer con exactitud el riesgo objeto de cobertura. El mismo artículo 10, en lugar de concebir de una forma general y abstracta los límites del deber del tomador de declarar todas las circunstancias por él conocidas que puedan influir en la valoración del riesgo, ha acotado este deber limitándolo a la contestación del cuestionario que le somete el asegurador. Conforme a lo recogido en la Sentencia de la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo de 2 de diciembre de 2014 (Id Cendoj: 28079110012014100644).

De este modo, el asegurador únicamente queda liberado del pago de la prestación si existe dolo o culpa grave probados en la declaración de salud.

En resumen, si la compañía se niega a abonarle la prestación contratada en este tipo de seguros en base al motivo de que usted no declaró fielmente sus antecedentes médicos o dolencias en el momento de la contratación de la póliza, se debe analizar el momento de la contratación y si se realizó el cuestionario sobre el estado de salud. No se puede imputar al asegurado no haber declarado un riesgo por el que la aseguradora no le ha preguntado.

 

cuesitonario salud

2 comentarios en “Seguros de vida: Declaración de estado de salud

    • Gracias a ti Viki, así una se anima a seguir escribiendo.
      Y disculpa por la tardanza en responder, no había visto tu comentario.
      Un saludo 🙂

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s