Seguros de impago de alquileres

Eigenheim-Kosten 3D

En el ámbito, cada vez más habitual, del alquiler de viviendas, están proliferando las pólizas de impago de alquiler. Con ellas se suele asegurar al propietario de la vivienda el cobro del capital total del alquiler, teniendo en cuenta el capital estipulado en el contrato de arrendamiento, durante 6, 12 ó 24 meses, pudiendo existir algún mes de franquicia. De este modo, al propietario del inmueble se le abonan las rentas de alquiler durante los meses pactados desde la comunicación del primer impago.

Realmente es un seguro de asistencia jurídica más que de cobertura de impagos sin más, pues desde que se comunica el primer impago existe tiempo más que suficiente para que los equipos jurídicos de la compañía aseguradora realicen la tramitación del desahucio por falta de pago del inquilino. Lo que existe de trasfondo es una reclamación efectiva y gestión de desahucio ante impagos.

Esta póliza se contrata por el arrendador pero puede terminar pagándolo el arrendatario, aún siendo asegurado y beneficiario el primero. De ahí que este tipo de pólizas se esté dando con más frecuencia que los avales bancarios puesto que aseguran las cuantías que se pueden exigir asegurar al inquilino con la aportación de un aval bancario. Además, en comparación con esta garantía bancaria, es más barato pagar la prima de la póliza que la comisión que cobra un banco por el aval y además no hay que tener inmovilizado una cuantía de dinero en el banco.

Se puede hacer tanto para nuevos arrendamientos como se podrá realizar el seguro a inquilinos que llevan tiempo en la casa y que lleven cumpliendo con sus mensualidades frente al propietario.

Pala organización Alquiler Seguro (Protección a Propietarios), los seguros de protección de rentas ofrecen a los propietarios una “falsa seguridad”, y aseguran que en este tipo de póliza abundan las cláusulas limitativas de los derechos de los asegurados, no conocidas por estos cuanto contratan este tipo de seguros, y una mala praxis en la información que se da a los tomadores.  También recalcan el hecho de que, si tras el procedimiento judicial y el inquilino resulta insolvente (lo que sucede muchas veces), el propietario no sólo no cobrará las rentas impagadas, sino que además tiene que devolver a la compañía aseguradora el dinero de la renta que se le ha adelantado.

Hay que tomar con cuidado las palabras de la empresa de intermediación en el arrendamiento de viviendas Alquiler Seguro, pues el hecho de “devolver la renta que se le ha adelantado” al propietario por parte de la compañía de seguros, sólo se dará si así se ha pactado en la póliza, sin que pueda ser vinculable el pago por parte de la aseguradora al propietario con el cobro al inquilino de las rentas impagadas.

Fuente: http://www.elmundo.es/economia/2014/01/13/52d3c313ca47411c048b456f.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s