Reforma del Código Penal: nueva calificación y nuevos procedimientos para reclamar tras accidente de tráfico con lesiones personales.

reforma CP

Hoy 1 de julio de 2015, entra en vigor la reforma del Código Penal a través de la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, deroga de pleno el Libro III de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, esto es, suprime el libro de las faltas y sus penas. Para compensar esta supresión, unifica muchas de las faltas que antes estaban tipificadas como “delitos leves”, definiéndolo como “aquellas “infracciones que la ley castiga con pena leve”[1].

Así, las lesiones personales derivadas de un accidente de tráfico que hasta hoy se podía tramitar por vía penal para reclamar indemnizaciones a aseguradoras basándonos en su tipificación como falta, ahora las podemos encontrar en distintas versiones.

Por un lado, se ha producido la elevación de algunas penas asociadas a conductas antes constitutivas de faltas, como la antes Falta de lesiones con tratamiento médico de menor entidad cometidas por imprudencia grave (art. 621.1 CP), pasan a estar tipificadas como delito menos grave pero no leve (art. 152.1 CP).

Por otro se ha producido la destipificación de algunas conductas antes constitutivas de faltas, con remisión a la tutela judicial civil, como la Falta de Homicidio por imprudencia leve (art. 621.2 CP) o la Falta de Lesiones por imprudencia menos grave o leve (art. 621.3 CP), excepto las de especial gravedad (art. 152.2 CP).

Igualmente, será siendo trámite preceptivo la presentación de Denuncia para el inicio del procedimiento: prevé el Código Penal a lo largo de sus disposiciones la necesaria presentación de denuncia para la persecución de los ahora considerados delitos leves como el Homicidio por imprudencia menos grave (art. 142.2 CP), las Lesiones sin tratamiento médico (art. 147.2 CP) contemplada en la derogada falta del art. 617.1 CP y las Lesiones de especial entidad (arts. 149 y 150 CP) causadas por imprudencia menos grave (art. 152.2 CP).

Habrá que estar a la estimación de un juez, de un perito o del propio lesionado si sus lesiones son leves para acudir a la jurisdicción civil en lugar de acudir por la vía penal, encareciendo los costes de las reclamaciones (peritos médicos particulares evaluadores de los daños, abogado, procurador) y favoreciendo que las aseguradoras alcancen acuerdos más económicos para ellas.

Sea cuál sea el procedimiento judicial a seguir, recordar desde aquí a todos los asegurados y lesionados, que en la mayoría de pólizas existe la cobertura de defensa jurídica y que el propio interesado puede designar a un abogado de su confianza sin tener que ser necesariamente el que asigne la compañía aseguradora y que las cuantías que se cubren oscilan entre 600 y 1.000 € para cubrir tales gastos.

 

 

 

 

 

Fuente: Ley Orgánica 1/2015: De la falta al delito leve. Por Gabriel Rodríguez-Ramos Ladaria.

[1] Apartado Nueve de la LO 1/2015 por el que se modifican los apartados 3 y 4 del artículo 13 del Código Penal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s