La trampa del plazo máximo de pago de las aseguradoras según el tipo de póliza.

tiempo y dinero

El Artículo 18 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, establece los plazos a los que se deben someter las compañías aseguradoras a la hora de satisfacer la indemnización por la declaración de un siniestro, sin embargo surgen dudas a la hora del cómputo efectivo de plazos y de cuándo y qué es lo que se puede exigir en cada momento por parte del beneficiario de la póliza de que se trate.

Desde este punto de partida y sin entrar a valorar cuál es la cuantía que debe pagar finalmente (siempre según la suma asegurada), y dejando de lado los casos en los que se solicita la reparación o restitución del bien siniestrado, según la naturaleza del seguro, se analiza el plazo máximo que poseen las compañías aseguradoras para abonar la indemnización pactada al asegurado, tomador o beneficiario del seguro, según el caso.

Como punto de partida para comenzar a contar los plazos y a tenor de la literalidad del artículo mencionado, encontramos la aseguradora debe satisfacer el pago de la indemnización al término de las investigaciones y peritaciones necesarias para establecer la existencia del siniestro, sin ninguna otra especificación. Si no hubiera más detalle, podríamos entrar en una dinámica por la que la aseguradora nunca considerara que ha finalizado sus investigaciones dirigidas a conocer el alcance del siniestro y si entra en las garantías contratadas.

Para ello, el legislador anduvo vivo (esta vez) y añadió que En cualquier supuesto, el asegurador deberá efectuar, dentro de los cuarenta días, a partir de la recepción de la declaración del siniestro, el pago del importe mínimo de lo que el asegurador pueda deber, según las circunstancias por él conocidas. (Recordar que el asegurado tiene un plazo de 7 días para declarar el siniestro desde su ocurrencia ex art. 16 Ley 50/1980, por lo que el plazo de 40 días se ha de contar desde la comunicación del siniestro y no desde su ocurrencia, que pueden coincidir o no en el tiempo).

De todas formas, a pesar de haber establecido el límite temporal en un máximo de 40 días, hay que estar a la naturaleza del seguro, pues si es de daños materiales, parece lógico que en un plazo de más de un mes se hayan podido realizar las peritaciones oportunas para establecer el alcance del siniestro, sin embargo, cuando nos encontramos en daños personales, no ocurre lo mismo. Pongamos el ejemplo de aquella persona que tiene contratada una póliza de accidentes por la que se le abonan 50€/día en los períodos de incapacidad temporal, y que ha sufrido un percance por el que, previsiblemente, va a estar de baja unos 180 días.

En este caso, para empezar a contar los tiempos, es fácil pensar que en el momento de la declaración del siniestro, no se puede establecer la cuantía a indemnizar y que ésta se entenderá completa cuando el lesionado ya se ha curado o se han estabilizado sus lesiones, quedando secuelas o no, y no antes. Entonces es cuando empiezan a contar los 40 días establecidos en la Ley. Bien es cierto, que las compañías aseguradoras más competentes, cuando el origen de las lesiones es claro y la duración de la incapacidad se prevé larga, mediante previa solicitud de anticipo por el asegurado, ofrecen pagos parciales de los días que ya se llevan de baja.

Matizar, por último, que el importe mínimo, que es a lo que la Ley obliga a pagar en ese plazo, no tiene por qué ser el importe total. Así que si se diera el caso, de deduce que el plazo que hay que tener en cuenta es el indicado en el en el apartado 3 del artículo 20 de la Ley 50/1980, que habla de cuando el asegurador incurre en mora, y es el plazo de tres meses desde la producción del siniestro (con el matiz de las pólizas de accidentes/salud ya explicada) o, claro está, cuando no hubiere procedido al pago del importe mínimo de lo que pueda deber dentro de los cuarenta días a partir de la recepción de la declaración del siniestro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s